Elecciones que suman - Carácter firme, mujer fuerte

by - febrero 13, 2018



¿Quieres comenzar a tomar decisiones que sumen y te ayuden a avanzar? ¡Estás en el lugar correcto!...
Como segundo consejo que te damos para obtener un carácter firme, son las buenas elecciones, porque las que tomemos hoy, nos conducirán al lugar en el que estaremos más adelante.

Diariamente tomamos elecciones. Existen algunas simples como ¿qué vas a comer en el desayuno? o ¿con cual blusa estarás vestida hoy?, más no todas las decisiones que tomamos son así de simples.

Mientras me encontraba en el ultimo año de la secundaria tomé una serie de malas elecciones que me llevaron al borde del miedo y angustia. Nunca he sido hábil con las materias relacionadas con números. Desde el comienzo de ese año escolar, descuidé las Matemáticas. Aunque asistía cada día a la clase, mi mente no estuvo nunca en ese lugar y debido a las malas elecciones que tomé, al terminar el segundo periodo escolar, mi nota era tan baja que debía salir extremadamente bien en las siguientes evaluaciones para aprobar, pero no fue así, no estudié lo suficiente y tuve que hacer un examen con todos los contenidos del año. Durante los días que me dieron para estudiar tuve que tomar decisiones que definirían si me graduaba o no y pasé todos los días y noches estudiando, y gracias a Dios y a las buenas decisiones que tomé en esa oportunidad, aprobé con buena nota.




Ésta anécdota es una realidad que me ayudó a darme cuenta que lo que escoja hacer hoy, definirá en donde me encontraré el día de mañana. 
"El carácter es la suma de todas nuestras elecciones, y nuestras elecciones forman nuestro carácter"
Ya que sabemos que estas están enlazadas con el carácter, aprenderemos como tomar las decisiones correctas.


1. Cuando estés en una situación en donde no sepas que elegir, retrasa la respuesta
Hace un tiempo tomé ese consejo de mi Papá, en vez de decidir en el mismo instante, he aprendido a decir: "déjame pensarlo, te respondo luego". Pero, ¿por qué hacerlo?, principalmente porque es importante analizar bien lo que estás a punto de emprender, la difícil decisión que debes tomar, lo que te están ofreciendo o pidiendo, además puede ser que hayas olvidado los días disponibles que tienes o simplemente no estés segura de aceptar, así que es mejor pensar con calma y lo correcto es acudir a Dios. En Él puedes encontrar tranquilidad a la toma de decisiones e incluso las respuestas que necesitas.

2. Elige con sabiduría.
En momentos de presión es difícil ser sabia porque puedes equivocarte. Una mujer sabia  no necesariamente toma por sí misma las decisiones aún cuando no esté segura, también puedes ser sabia pidiendo consejo a alguien de confianza y madurez.
Los planes fracasan cuando no se consultan, pero tienen éxito cuando se pide consejo a los que saben. Prov. 15:22
3. Toma en cuenta a Dios.
Puede ser que muchas de las decisiones que hemos tomado, hayan sido bien pensadas, pero ¿realmente tomamos en cuenta el camino que Dios anhelaba para nosotras? o ¿lo que creíamos que Dios quería?. En múltiples oportunidades he tomado decisiones con mi propia sabiduría y me digo a mi misma que confío en Dios y en su voluntad para mi, pero de igual forma escojo lo que creo que me conviene.
Algo que aprendí hace poco es que no todas las puertas abiertas encajan en el plan de Dios. Así que es importante que acudamos a Él, ya que su bondad es tan grande que Dios nos guía por el camino correcto.

 4. ¿Tus elecciones perjudican a alguien?.
Eso es importante pensarlo porque si la decisión que estás tomando perjudica a alguien a tu alrededor, es importante pensar de nuevo y reflexionar al respecto. Cuando estés en la toma de decisiones piensa si esa es la única vía que puedes tomar o si tienes otras alternativas además de esa. 
Estamos llamadas a hacer el bien en todo tiempo y a todos, incluso a las personas que nos han hecho daño, simplemente estamos llamadas a amar.

Tres consejos que comparto contigo que pueden ayudarte a tomar mejores decisiones. Pero quizás en el pasado hiciste cosas de las que no estás orgullosa, tomaste decisiones incorrectas y ahora estás lidiando con los resultados de esas acciones, ¿que puedes hacer en momentos así?




¿Qué sucede cuando ya tomaste una mala elección?.
Debes asumir las consecuencias con responsabilidad, no huyas pero tampoco te dejes derribar, sino que en circunstancias difíciles como en la que te encuentras debes tener un carácter firme, sé una mujer fuerte y luchadora. No estás sola, quizás a tu alrededor algunas personas te han abandonado, pero Dios sigue allí a tu lado, Él es tu Padre y te sigue amando aún cuando las decisiones que has tomado no hayan sido las mejores. 




Puedes volver a empezar con buen pie y tomar mejores decisiones que en el pasado. Sé que tú puedes marcar la diferencia y dar un paso de fe. Sé decidida, confía en Dios y en ti misma. ¡Tú puedes!

por Amy Mery

You May Also Like

0 comentarios