¡Eres Valorada! 3 razones por las cuales tu vida tiene valor.





Un día le llevé una caja de regalo a una pequeña niña, antes de entregársela le dije que ese regalo era muy valioso, no había comparación con lo que había allí adentro, le expliqué que aquello era muy importante para Dios y que no tenía precio. La niña emocionada y con mucha curiosidad, abrió aquella caja, al ver lo que había adentro su rostro cambió completamente y decepcionada me dijo: Esto es un espejo, solo me veo yo misma...





Quizás te sentiste en algún momento como aquella niña, quien al principio no entendió porque ella tendría tanto valor para alguien. 
En esta ocasión quiero recordarte que eres muy valiosa. Tu valor no lo define el lugar en donde naciste, tu familia o lo que digan los demás de ti, ni siquiera tu misma puedes medirlo, en realidad tu valor lo define Dios. Y para el Padre, eres un gran tesoro muy especial, el mismo lo dice en su Palabra: 
Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y {sin embargo,} vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas?. - Mateo 6:26
Eres mucho más valiosa que un parajillo, y tenlo siempre presente. Pero si aún dudas de ello, te daré algunas razones por las cuales tu vida vale.

1. Tienes propósito.
Fuiste planeada desde hace mucho tiempo (Jer. 1:5).
Dios tiene un propósito específico para tu vida, y una vida con propósito, es valiosa

Tal vez has escuchado acerca de Ester, te invito a leer ese Libro, es una hermosa historia que tiene una gran aventura. Ella es una de las mujeres nombradas en la Biblia y en el libro de Ester 4:14, Mardoqueo le dijo algo muy importante: ...¿Quién sabe si no llegaste a ser reina precisamente para un momento como este?. Ella libertó a su pueblo natal de una gran tragedia y Dios la usó para ese momento, y ese fue el propósito individual de Ester. Tu también tienes uno. Dios, el creador del Universo, el que dió vida a cada ser viviente en esta tierra, se ocupó dándote un propósito específico, aunque aún no lo identifiques, Él te lo hará mostrará. Acércate a Él, y poco a poco conocerás que tiene para tu vida.


2. Eres hija de un Rey
¿Quién dijo que todas las princesas tienen corona, vestidos hermosos y son criadas en grandes castillos? Eso no es totalmente cierto. Eres hija de un Rey que dió la vida por ti, Él venció la muerte para tenerte cerca y te ama como no lo imaginas. Eres su princesa, una princesa de un linaje real, y aunque ya no eres una niña que cree en príncipes, castillos y reyes, para Él aún eres una princesa. Eres lo más valioso que tiene el Rey, Él se la jugó por ti y quiere tu corazón, quiere sanarlo y protegerlo. Este Rey anhela abrazarte con su amor y cuidado. El te dió mucho valor, y quiere que lo sepas y que no dejes que nada ni nadie te haga creer lo contrario.

3. Eres única
Normalmente cuando vamos a sacarnos el pasaporte o algún carnet de identidad, nos piden nuestras huellas, y si te fijas, todos tenemos huellas distintas, no hay alguien que tenga la misma huella que tu. Así como cada copo de nieve que cae en invierno, el cual es diferente a los demás, también eres única e inigualable delante de otros, tienes cualidades extraordinarias, talentos por descubrir, naciste para algo importante. Dios te dotó con capacidades extraordinarias. ¡Simplemente eres una obra maestra!




Recuerda que eres valiosa, única, tienes un propósito y eres la Princesa del Rey mas poderoso del Universo. 

por Amy Mery

0 comentarios